19:09
Miercoles
16/06/2021
Pronóstico de Tutiempo.net





El joven y la mujer se tomaron de las manos, el bajó la cabeza, como si estuviese avergonzado, y ella le dijo “yo no te tengo ningún rencor y te perdono”. 

Ocurrió en Catamarca y el ladrón era menor cuando le robó a una comerciante vecina. Ante la Justicia, sentados uno al lado del otro en la pequeña sala de audiencias, con media decena de funcionarios judiciales y un policía como testigos, ella contó lo que había pasado, qué le había hecho él. Y de pronto se dio vuelta, le sostuvo la mirada tranquila y le dijo: “Yo no te tengo ningún rencor y te perdono”. El muchacho, como encogido por la vergüenza, y quizás sin comprender el significado cabal de lo que estaba ocurriendo y las consecuencias que tendría para él, también le pidió perdón. Se abrazaron, lloraron y se volvieron a disculpar mutuamente. Luego, el adolescente afirmó: “Estoy arrepentido de todo. Fue la primera y última vez... Voy a cambiar...”

La escena fue determinante. Guillermo Narváez, fiscal de la Cámara Penal Juvenil de San Fernando del Valle de Catamarca, consideró que estaba completamente probado que SFM del V, estudiante secundario y, los fines de semana, voluntario en un comedor, había sustraído $1000 pesos de la caja de la despensa que Gabriela Alejandra Espeche tiene en su casa, e incluso le había causado algunas lesiones en un forcejeo. Pero al representante del Ministerio Público estaba sorprendido por aquel abrazo, aquellas lágrimas y el perdón. Así que postuló que el acusado, que hoy tiene 18 años, debía ser declarado responsable del robo, aunque propició que se le aplicara una medida socioeducativa en sustitución de la pena privativa de la libertad, que para el caso era de un mes a seis años de prisión. El defensor del joven, Sergio Daniel Véliz, estuvo de acuerdo.

Finalmente, el juez Rodrigo Morabito, vocal de la Cámara de Responsabilidad Penal Juvenil de Primera Nominación en la capital catamarqueña, puso en palabras la trascendencia de lo que había ocurrido entre la víctima y el victimario. Aquel perdón sincero debía valer mucho más que una alternativa punitiva. Por eso, resolvió que en el caso correspondía no aplicar una pena de cárcel, sino una medida alternativa y restaurativa: le impuso al joven pagarle a Gabriela una reparación de $2000 -el doble de lo que le había robado- y dispuso, además, cerrar el caso sin registrarle al joven el antecedente.

El caso:

El hecho había ocurrido en 2019 y en ese momento el chico tenía 16 años, entró de manera furtiva por la puerta del costado de la casa de Gabriela Espeche, donde ella atendía una despensa a través de una ventana. Vio la caja registradora y tomó lo que había dentro, unos 1000 pesos en cambio chico. Pero ella descubrió al intruso.

Aunque el ladrón se cubría la cabeza con una capucha, Gabriela lo reconoció enseguida: era un pibe del barrio, novio de una chica que vivía a la vuelta; la parejita iba seguido y siempre habían tenido “lo mejor” en el trato. Esa misma mañana de domingo, hacía un rato, nomás, él había ido a comprarle un cigarrillo suelto, habían charlado un rato y el adolescente se quedó fumando sentado en la verja delantera de la casa. Pero regresó y no para comprar...

En cuanto superó la sorpresa y el susto, Espeche intentó detenerlo en un pasillo; el chico la tiró contra una pared para intentar escapar por la puerta del frente; el empujón hizo que se golpeara el hombro y un golpe en la cara causó que uno de los brackets que Gabriela llevaba en su boca le hiciera sangrar el labio. El joven encontró la puerta cerrada y se volvió.

Gabriela tomó una cuchilla de mango blanco que usaba para cortar el queso fresco en la despensa para amedrentar al intruso. Ni se le cruzó por la cabeza usarlo, solo quería que se fuera y no le hiciera nada. Él le decía “¡No, no!”, forcejearon, le arrebató el cuchillo y lo tiró. Finalmente, logró salir por la puerta lateral de la cocina y escapó en una moto de 110 cc.

La joven almacenera hizo la denuncia. Ese mismo domingo, a la tarde, una patrulla motorizada vio la moto y al joven, vestido tal como ella lo había descripto. Hubo una breve persecución hasta que terminó arrestado. En sus bolsillos todavía guardaba $485 en cambio chico, parte del botín que había hecho a la mañana.

 

 

 

//La Nación







Noticias relacionadas

16-06-2021  El Ministerio de Salud de la Nación, en articulación con el Ministerio de Interior, envía ...
16-06-2021  Con esta suba, la inflación minorista en los primeros cinco meses del año alcanzó al ...
16-06-2021  Dos nenes de 7 y 4 años quedaron huérfanos luego de que sus padres no ...
16-06-2021  Así lo anticipó la infectóloa Ángela Gentile, en diálogo con Radio Nordeste. Aseguró que preocupa ...
16-06-2021   Unas 15 empresas exigen que se autorice un incremento de casi un 10%. ...
16-06-2021   El entrenador bicampeón de América con la Selección argentina transita un cuadro grave de ...
16-06-2021  La Cámara de Agencias de Turismo de Salta propuso alianzas estratégicas con hoteleros y gastronómicos ...
16-06-2021  Se trata de la sexta edición del plan que permite adquirir una unidad cero kilómetro ...
16-06-2021  Aquel 16 de junio de 1955,  la aviación naval atacó la Casa de Gobierno con ...
16-06-2021  Un estudio en nuestro país determinó que las embarazadas tienen hasta 22 veces más riesgo ...


En video


ESCUCHÁ YA
  SNN INFORMATIVO DEL AIRE 19:00 Hs. 16/06/2021
  SNN INFORMATIVO DEL AIRE 18:00 Hs. 16/06/2021
  SNN INFORMATIVO DEL AIRE 17:00 Hs. 16/06/2021
  SNN INFORMATIVO DEL AIRE 16:00 Hs. 16/06/2021
  SNN INFORMATIVO DEL AIRE 15:00 Hs. 16/06/2021



Facebook




Cosas y Casos








TELÉFONOS
3624 597558 / 3624 531444

Contactos Periodísticos
contacto@diario21.tv
redaccion@diario21.tv

Contactos Publicitarios
publicidad@diario21.tv
CHACO - ARGENTINA

La difusión de las noticias de diario21.tv está permitida total o parcial, siempre citando la fuente. 

Diario 21.tv 2021 - Todos los derechos reservados