Las grasas trans y sus efectos negativos sobre la salud en general

Los ácidos grasos trans de producción industrial, conocidos generalmente como “grasas trans”, han sido definidos por la Comisión Mixta FAO/OMS como “ácidos grasos insaturados que contienen uno o varios enlaces dobles aislados en una configuración trans”; Lo cual se traduce en grasa tóxicas.

Onda_verde 14-06-2022 15:36:30

Se generan durante la hidrogenación parcial de aceites vegetales líquidos para formar grasas semisólidas que se emplean en margarinas, aceites para cocinar y muchos procesados, como por algunos productos de panificación (como pasteles y hojaldres), amasados de pastelería, copetín, galletitas, alfajores y productos con baño de cobertura, entre otros.

Las grasas trans también se generan “naturalmente” en pequeñas cantidades por los microorganismos del estómago de los rumiantes (ganado bovino, ovino y caprino). Sin embargo, esta supone un mínimo aporte (<0,5% del total) de la cantidad total de grasas trans consumidas, y no tienen los efectos perjudiciales como las de origen industrial.

Las grasas trans resultan atractivas para la industria de alimentos debido a su tiempo de conservación prolongado, su mayor estabilidad durante la fritura y su mayor solidez y maleabilidad para el uso en productos y dulces de repostería.

Efectos de las grasas trans en el organismo

Las grasas trans aumentan el riesgo de las enfermedades cardiovasculares, de muerte súbita de origen cardíaco, de diabetes, síndrome metabólico y obesidad.

Esto se debe a que provocan un incremento del colesterol LDL (colesterol malo). Su exceso tiende a adherirse y engrosar las paredes de las arterias y venas de todo el organismo, incluyendo corazón y cerebro. A la vez, esto conlleva a la disminución del colesterol HDL (colesterol bueno), lo que provoca una disminución en la capacidad para regular, eliminar y reciclar el colesterol.

Estudios científicos de la Organización Mundial de la Salud han revelado que la ingesta diaria de 5 gramos de grasas trans es suficiente para aumentar en un 25% el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Las enfermedades no transmisibles (ENT) explican más del 60% de las muertes, y dentro de ellas las enfermedades cardiovasculares explican una gran proporción de la mortalidad.

Es importante que, si bien hay una legislación para limitar su uso en los productos industriales alimentarios, el control principal recae en todos nosotros a la hora de enfrentarnos a la góndola.

Fuente: Diario21.tv, Medline Plus y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. - M.P. 5812 - Medicina Integrativa



Comentá esta noticia


Noticias relacionadas