01:46
Martes
25/04/2017
Pronóstico de Tutiempo.net
MERCADOS
$
$

R$
R$





En épocas frías es importante no dejar de consumir frutas y vegetales crudos.

Todavía se puede ver en las calles a algún valiente en remera de mangas cortas y a alguna nostálgica del verano que se resiste a cambiar las sandalias por el calzado cerrado. Pero la mayoría ya sacó a relucir los abrigos en un otoño que no demoró en hacerse sentir. Y el descenso de las temperaturas no repercute solo en la indumentaria, también se producen cambios en la alimentación que pueden ser desfavorables para el sistema inmune, encargado de proteger al organismo frente a las agresiones externas.

 

“En el verano consumimos más vegetales frescos y frutas en cantidad. Cuando llega el frio, cambiamos a comidas como guisos de arroz o fideos, entonces esos nutrientes que había en los cítricos o en los vegetales crudos, disminuyen”, explica la licenciada Mercedes Setti, del departamento de Alimentación y Dietética del Hospital de Clínicas.

 

Una buena alimentación, con aportes de vitaminas y minerales, es aliada del sistema inmune porque fortalece las defensas naturales del organismo y lo prepara mejor para los primeros fríos del año.

 

“El sistema inmune es muy complejo —continúa Setti—. Hay que reforzarlo por cantidades equilibradas. Se trata de incorporar la dosis adecuada de nutrientes y sostenerla. Esto no significa que comiendo más cantidad de frutas o verduras crudas vamos a tener más defensas, sino que vamos a fortalecer el sistema de forma integral”. Antes de consumir por cuenta propia suplementos vitamínicos, la profesional aconseja consultar a un nutricionista “que evaluará y propondrá un plan de alimentación que fortalezca y mantenga sano el organismo”.

 

Las Guías Alimentarias para la Población Argentina aconsejan consumir al menos medio plato de verduras en el almuerzo, medio plato en la cena y 2 o 3 frutas por día. En total, deberían ser cinco porciones diarias de vegetales, meta que los argentinos no cumplen ni cerca: según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo comen tan solo dos.

 

Por eso, profesionales de la salud insisten en la recomendación de incluir vegetales en la dieta durante todo el año, es decir, no olvidarlos en estas épocas en las que los alimentos calientes tientan más. “Lo que suele necesitarse en épocas de frío son antioxidantes y vitaminas que refuercen el sistema inmunológico, sobre todo para hacer frente a las infecciones respiratorias. Generalmente, los nutrientes que participan son las vitaminas A, C, E y el complejo B”, dice a Clarín Micaela Cusato, también integrante del departamento de Alimentación y Dietética del Clínicas.

 

El limón, la naranja, la zanahoria, el tomate, la calabaza, los vegetales de hoja (como la acelga o la espinaca), entre otras frutas y verduras, poseen alto contenido de vitaminas A y C. Las E y B también pueden encontrarse en vegetales de hoja, pero sobre todo en las frutas secas, como las nueces o las almendras. Los cereales en general (como el maíz, el trigo, la avena, la cebada y el centeno) son fuentes de vitaminas del complejo B, necesarios para favorecer el sistema inmune. Además, contienen selenio, que protege contra las enfermedades infecciosas, principalmente en ancianos, especifica la especialista y agrega que “elegir cereales integrales (arroz integral, el salvado de avena, el germen de trigo) aporta, además, una mayor cantidad de fibra, lo que mejora el tracto intestinal y refuerza el sistema inmunológico”.

 

Una alimentación saludable debe ir acompañada de actividad física (al menos 30 minutos por día, continuada o fraccionada) y un buen descanso ("dormir el número de horas suficientes también favorece el correcto funcionamiento de las defensas"). Cusato subraya también que “se debe tratar de llevar un ritmo de vida más relajado y aprender a evitar el estrés, que es un gran enemigo del sistema inmune”.

 

Más consejos de alimentación para fortalecer el sistema inmune

 

  • En épocas frías se debe mantener el consumo de ensaladas. Dependiendo de los ingredientes que incluyan, pueden incluso transformarse en plato principal.
  • En lo posible, no exprimir las naranjas. La vitamina C es muy volátil y se oxida rápidamente, por lo que al sacarle el jugo podemos perder cantidad.
  • En caso de optar por jugos o licuados, consumirlos inmediatamente tras la preparación.
  • Cocinar y consumir vegetales al vapor, para que pierdan menos nutrientes durante la cocción.
  • No hervir de más algunos vegetales, como el zapallo o la zanahoria, porque las propiedades que buscamos conservar se pierden en el agua.
  • Incluir vegetales a las cocciones de guisos o salsas, variando y probando combinaciones nuevas.
  • Las frutas secas son una buena opción para comer fuera de casa porque son fáciles de transportar.






Noticias relacionadas

23-04-2017   No son pocas las personas que padecen halitosis, o lo que comúnmente se conoce ...
15-04-2017  Una serie de compuestos presentes en las comidas más comunes dificultan el crecimiento de las ...
15-04-2017  No está tipificada como trastorno y eso dificulta su tratamiento. ...
05-04-2017   Científicos italianos afirman que no está en el área del cerebro asociada a la ...
01-04-2017  Luego de la aprobación en el Senado de la, ahora ley, de cannabis para uso ...
23-03-2017   Dos tercios de los cánceres no pueden prevenirse con el estilo de vida; la ...
22-03-2017  Los investigadores relacionaron las fechas de nacimiento de 400 individuos con sus rasgos de personalidad ...
21-03-2017   Con la intención de conseguir y mantener un estilo de vida saludable, la mayoría ...
20-03-2017  A 100 años de su prohibición, se buscan respuestas sobre si es adictiva, neurotóxica o ...
18-03-2017  Tras años de vivir solos, descubren que sus hijos adolescentes quieren mudarse con ellos en ...




COMENTARIOS (0)

Twitter

Facebook





Risoterapia


Cosas y Casos





TELÉFONOS
03735 - 462307 / 03624 - 868010
EMAIL
diario21.tv@hotmail.com
CHACO - ARGENTINA
Diario 21.tv 2017 - Todos los derechos reservados