06:11
Miercoles
18/10/2017
Pronóstico de Tutiempo.net
MERCADOS
$17,220
$17,700
€20.3950
€20.3970
R$5.4848
R$5.4898





Una serie de compuestos presentes en las comidas más comunes dificultan el crecimiento de las células cancerosas. Antocianinas, los flavonoides y la cúrcuma son solo algunos de los elementos naturales que tienen beneficios para luchar contra la enfermedad. En qué alimentos se encuentran.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 30% de los cánceres se pueden prevenir adoptando hábitos saludables y modificando ciertas conductas, como realizar actividad física o dejar de consumir tabaco y, fundamentalmente, adecuando las costumbres dietéticas. En ese sentido, existen algunos nutrientes capaces de reducir el riesgo de desarrollar cáncer o esenciales para acompañar el tratamiento.

 

La enfermedad que mata a más de ocho millones de personas por año invoca a la necesidad imperiosa de cambios en la rutina. Una manera de empezar es haciendo cambios en la dieta, lo que de acuerdo a un estudio científico publicado en la revista Journal of Oncology puede prevenir la formación de tumores y combatir el crecimiento de los existentes. La clave está en una serie de alimentos identificados que provocan que el propio cuerpo dificulte el crecimiento de las células cancerosas, cortándoles el suministro de sangre.

 

 

Las moléculas antioxidantes llamadas flavonoides se hallan en varias verduras (iStock)

Las moléculas antioxidantes llamadas flavonoides se hallan en varias verduras (iStock)

 

 

La angiogénesis es el proceso por el que el cuerpo hace crecer nuevos vasos sanguíneos a partir de los que ya existentes, ayudando a cicatrizar heridas o aumentar el tamaño de los músculos. Sin embargo, los nuevos capilares también pueden alimentar al tumor. Para que ello no suceda hay determinados compuestos que evitan que se produzca este suministro a las células cancerosas, y que se encuentran en comidas comunes.

 

1. Flavonoides: una familia de moléculas que son poderosos antioxidantes y bactericidas. Algunos de los alimentos las espinacas, cebollas, perejil, remolacha, rúcula y tomillo. "Son los compuestos polifenólicos mejor
estudiados. Dentro de ellos se incluyen a las flavonas, flavanonas (cebolla, lechuga), y antocianinas (frutos rojos), explicó a Infobae la médica especialista en nutrición Mónica Katz.

 

2. Polifenoles: inhiben la actividad de agentes mútagenos y estimulan la actividad de la enzima de destoxificación de compuestos tóxicos. Katz indicó que "los polifenoles presentes en el vino rojo inhiben la oxidación de ácidos grasos y previenen el cáncer".

 

 

El vino tinto aporta polifenoles vitales para combatir el cáncer (Shutterstock)

El vino tinto aporta polifenoles vitales para combatir el cáncer (Shutterstock)

 

 

3. β-Glucano: es una fibra soluble (avena y cebada). "Los productos de hidrólisis del β-Glucano modifican metabolitos con potencial actividad carcinogénica presentes en el colon y generan derivados inocuos detoxificados que son eliminados con la materia fecal", dijo Katz.

 

4. Elagitaninos: glicosidos del flavonoide ácido elágico, un tanino presente en la granada, fresas y nueces.

 

5. Monoterpenos: gran parte del olor característico de aceites obtenidos de cítricos, cerezas y menta se debe a su contenido de monoterpenos. El limoneno es el precursor de los demás, está presente en el aceite de la cáscara de cítricos y eneldo, el carveol y carvona en la menta; el perílilo está presente en la menta y cerezas; el geraniol en el aceite de cáscara de limón. Detoxifican y generan apoptosis.

 

 

La cúrcuma es uno de los principales componentes del curry (Shutterstock)

La cúrcuma es uno de los principales componentes del curry (Shutterstock)

 

 

6. Carotenoides: los lβ caroteno, α caroteno, luteína, zeaxantina y licopeno previenen de la peroxidación de lípidos y ácidos nucleicos, aterogénesis y cáncer. Están en los vegetales amarillos y rojos.

 

7. Menaquinona: una forma de la vitamina K2 presente en productos lácteos fermentados como el yogur, en quesos curados y en la carne roja.

 

8. Cúrcuma: un antioxidante que ayuda a prevenir el cáncer y se valora por sus beneficios como antiinflamatorio y analgésico. Principal componene del curry, reduce el nivel de glucemia. "También disminuye el colesterol total, aumenta el HDL y los triglicéridos. Paradójicamente, a bajas dosis (500mg), reduce un 17% los valores lipídicos, mientras que en altas dosis (6,000mg), sólo un 5%, según señalan estudios científicos", agregó la docente de la Universidad Favaloro.

 

 

Los frutos rojos contienen grandes cantidades de diversos antioxidantes (iStock)

Los frutos rojos contienen grandes cantidades de diversos antioxidantes (iStock)

 

 

 

9. Beta-criptoxantina: un carotenoide que da el color naranja, amarillo o rojo a muchas frutas, presente en grandes cantidades en la papaya.

 

10. Quercitina, Antocianinas y Proantocianidina: las cebollas rojas contienen un alto nivel del primero de estos flavonoides. Las frambuesas, arándanos y moras otorgan antocianinas, mientras que el tipo de tanino proantocianidina se encuentra en el cacao, canela, arándanos, manzanas y uvas.

 

11. Isotiocianatos: estos intervienen en la conversión metabólica de carcinógeno a compuestos inactivos e inducen apoptosis (suicidio de células tumorales). Alimentos que lo contienen: berro, calabaza y brócoli.

 

 

Además de la función anticancerígena, el Omega 3 sirve como antiinflamatorio (Istock)

Además de la función anticancerígena, el Omega 3 sirve como antiinflamatorio (Istock)

 

 

12. Resveratrol y Licopeno: dos famosos antioxidantes. El primero, presente en los frutos rojos, uvas y vino tinto. En tanto el licopeno está en los tomates (multiplica al cocinarse en forma de salsa).

 

13. Glucosinolatos, isotiocianatos y indole-3-carbinol: estas moléculas se encuentran en el brócoli, coliflor, mostaza, rábanos o coles de Bruselas.

 

14. Omega-3: "Los ácidos grasos omega 3 y 6, el ácido araquidónico n-6 y n-3, como el EPA y el DHA, poseen efectos antiinflamatorios y tienen actividad anticancerigenas", detalló Katz, autora del libro Somos lo que comemos. Algunos pescados de agua fría como el salmón, la trucha y la caballa poseen n-3, en tanto en los vegetales se encuentran en aceites de lino, cártamo y nuez.







Noticias relacionadas

14-10-2017  Un estudio que siguió a más de 4.000 adultos durante seis años reveló que una ...
12-10-2017   La Moringa es conocida por sus propiedades medicinales y por la gran variedad de ...
06-10-2017  La naturaleza no entiende de animales fieles o infieles, sino de perpetuación de la especie; ...
02-10-2017   El Director del Instituto de Cardiología de Corrientes Dr. Julio Vallejos se refirió al ...
29-09-2017   En la Argentina, una de cada tres personas padece algún problema coronario, que podría ...
21-09-2017  Es la causa más frecuente de demencia y se caracteriza por un deterioro gradual de ...
18-09-2017  Tu hijo no hace caso, no se deja vestir, ni quiere ir a dormir; Cuando ...
09-09-2017   Diferentes estudios ya resaltaron como el consumo de cannabis afecta la producción de espermatozoides. ...
01-09-2017   Cuando observamos algo que nos agrada o desagrada de alguien, sentimos simpatía o antipatía ...
27-08-2017  Es la infusión preferida de los argentinos: ocho de cada diez toman mate. Pero poco ...




COMENTARIOS (0)
En video

Risoterapia

Twitter

Facebook



Cosas y Casos








TELÉFONOS
03735 - 462307 / 03624 - 868010
EMAIL
diario21.tv@hotmail.com
CHACO - ARGENTINA
Diario 21.tv 2017 - Todos los derechos reservados