08:04
Viernes
28/01/2022
Pronóstico de Tutiempo.net





Estas son las historias y mitos de los diferentes bandidos rurales que han existido en la región (Chaco-Corriente-Formosa-Misiones-Santa Fe) que enfrentaron a la autoridad, y que según ellos era una causa noble, eran como una especie de Robin Hood, robaban al rico para darle al pobre, y por estas acciones se ganaron la devoción de miles de seguidores. Hoy el protagonista es Guillermo Hoyos conocido como “La Hormiga Negra” o “El Gucho Guapo”.

Guillermo Hoyos había nacido en San Nicolás de los Arroyos hacia 1837 era rubio, retacón y pecoso y tenía fama de ser rápido con el facón, guapo y de no amedrentarse ante el peligro. De hecho, había peleado con distinción por su provincia en Cepeda y Pavón en el arma de artillería. Le decían Hormiga Negra, el apodo lo había heredado de su padre, hombre respetado por su guapeza que cuando sacaba a relucir su facón "lo hacía picar peor que hormiga", aunque a Guillermo le decían "el rubio hormiga negra" para diferenciarlo del progenitor.

A pesar de declararse gaucho honrado obediente de la ley y trabajador como un buey, tenía en su haber un voluminoso prontuario donde se destacaba el haber dado muerte a un tal Pedro José Rodríguez con alevosía, hecho por el que Hormiga Negra pasaría casi diez años de su vida prófugo, el supuesto degollamiento de un niño para robarle los quesos que este llevaba; y el crimen de Lina Paenza de Marzo, ocurrido el 14 de septiembre de 1902, por el cual purgó una condena de 6 años, cumpliendo efectivamente cuatro, en la Penitenciaria Nacional.

Hormiga Negra pagó por un delito que no cometió. Fue la mujer de Martín Díaz, el verdadero asesino de Paenza de Marzo, quien años más tarde terminaría develando el misterio; luego de una disputa familiar la mujer se presentó a la Justicia e hizo entrega de las joyas de la víctima. Cuenta la leyenda que Díaz se habría encontrado con Hoyo y arrepentido, le espetó: "Perdón don Hormiga", a lo que solo habría recibido como respuesta una sonrisa.

La historia personal de Hoyos parecía ir a contramano de su leyenda. Por un lado, un hombre apreciado al que algunos consideraban un romántico que daba en ayudar a los desvalidos. Por el otro, un hombre que causaba espanto y tenía aterrorizada a toda una región, ante la sola mención de su nombre, arrastrando un presagio de muerte. El supuesto degollamiento del niño sería solo un entremezclado con la mitología gaucha. Un crimen similar se le adjudicó a Juan Moreira, otro gaucho "malo" famoso.

A Hormiga Negra le tocó vivir en una etapa de la historia en la cual parte de los males, estaban dados desde las mismas autoridades. En su libro, "Dramas Policiales", Eduardo Gutiérrez sostiene: "La gran causa de la inmensa criminalidad en la campaña, está en nuestras autoridades excepcionales. El gaucho tiene dos caminos forzosos para elegir: uno el del crimen, otro el camino de los cuerpos de línea, que le ofrecen su puesto de carne de cañón. En el estado de criminal abandono en el que vive, está privado de todos los derechos, ve cerrados todos los caminos del honor y del trabajo". Ser gaucho era mal visto, ser rebelde delito.

Es cierto, de todos modos, decir que de Hormiga Negra, o de Guillermo Hoyos, se sabe mucho. A diferencia de Juan Moreira, de Antonio Mamerto Gil, de Juan Cuello, de Juan Yacaré, del Gato Moro, de Calandria, de Pastor Luna y de los hermanos Barrientos, este gaucho matrero es un hombre de los tiempos modernos; el último de una dinastía brava y feroz que hizo del coraje su religión y del duelo un modo de las relaciones sociales. Pero también, que se habituó al desorden y se entregó a la vida bárbara de las pulperías, vida que no es más que una serie de trancas que no se interrumpe nunca, amenizada por un par de homicidios al mes.

Cuentan que una tarde, ya viejo, Hoyos se enteró de que el circo de los hermanos Podestá llegaba a San Nicolás, dispuesto a representar la obra que contaba su leyenda. En vísperas de la función, se apersonó a la carpa. "Andan diciendo que uno de ustedes va a salir el domingo delante de toda la gente y va a decir que es Hormiga Negra. Les prevengo -dijo con gesto indignado- que no van a engañar a nadie, porque Hormiga Negra soy yo y todos me conocen". No hubo modo de que los Podestá lo hicieran entrar en razones.

Hablaron de homenajes, mandaron a buscar ginebra para atemperar los ánimos, pero el anciano pobre, vestido con pulcritud, se mantuvo firme y exigió respeto. A quien saliera a decir que era Hormiga Negra lo atropellaría el mismo con su sola presencia. El domingo el circo representó una obra. El cartel rezaba en letras grandes: "Juan Moreira". Hoyos murió en la ciudad en que había nacido, el 1 de enero de 1918. Tenía 81 años.







Noticias relacionadas

27-01-2022  Tras la publicación de diario21.tv el hecho tomó trascendencia nacional y por ello, N9 Federal ...
27-01-2022  El exfutbolista de 33 años recientemente retirado en el Barcelona de España se encuentra en ...
27-01-2022  Desde la Dirección del Hospital de Campaña informaron que esta semana se suman 75 profesionales ...
27-01-2022  El Registro Civil se instaló en el nosocomio ante la creciente letalidad por coronavirus ...
27-01-2022   Las diez noches que de la 1° Fiesta Mundial del Chamamé han dejado como ...
27-01-2022  La casa está en ruinas y se vende. Por ello, un interesado se acercó a ...
27-01-2022  La menor se encontraba internada en el Hospital Pediátrico Juan Pablo II .  Se trata ...
26-01-2022  La Dirección de Estadística y Censos publicó los datos luego de las 10 noches chamameceras. El ...
26-01-2022  Se establecieron nuevos lineamientos de atención y piden "racionalidad para derivar pacientes con covid-19 a ...
25-01-2022  El Centro de Conservación Aguará informó a través de su redes sociales el fallecimiento de ...


En video


ESCUCHÁ YA
  SNN INFORMATIVO DEL AIRE 07:00 Hs. 28/01/2022
  SNN INFORMATIVO DEL AIRE 24:00 Hs. 27/01/2022
  SNN INFORMATIVO DEL AIRE 23:00 Hs. 27/01/2022
  SNN INFORMATIVO DEL AIRE 22:00 Hs. 27/01/2022
  SNN INFORMATIVO DEL AIRE 20:00 Hs. 27/01/2022



Facebook




Cosas y Casos








TELÉFONOS
3624 597558 / 3624 531444

Contactos Periodísticos
contacto@diario21.tv
redaccion@diario21.tv

Contactos Publicitarios
publicidad@diario21.tv
CHACO - ARGENTINA

La difusión de las noticias de diario21.tv está permitida total o parcial, siempre citando la fuente. 

Diario 21.tv 2022 - Todos los derechos reservados