5 beneficios de la rúcula que ayudarán a que la incluyas en tu dieta

La rúcula es una hortaliza de la familia de las brasicáceas y su consumo tiene, según estudios, diversas propiedades positivas para el organismo  

Onda_verde 12-10-2021 12:48:55

Destaca por su sabor picante, ligeramente ácido y muy intenso, por lo que se suele añadir como complemento a guarniciones, pizzas o ensaladas para no saturar al paladar. En lugares como el Magreb verde tras la tormenta y suele consumirse en forma de sopa.

En ocasiones subestimada, esta crucífera tiene numerosos beneficios para la salud. Entre las ventajas de comer rúcula destaca la presencia de vitamina C, hierro, potasio, calcio, vitamina A, caroteno, vitamina E y vitaminas del grupo B como el ácido fólico. De hecho, la rúcula se encuentra entre los 20 mejores alimentos en el Índice ANDI de Densidad Nutricional.

Según WebMD, la rúcula contiene sustancias naturales llamadas glucosinatos y responsables de brindarle a la verdura su sabor amargo y su fuerte aroma. Estos componentes pueden proteger contra ciertos cánceres, incluidos los de mama, próstata, pulmón y colon.

En este aspecto destaca también un metaanálisis de 2017 que relaciona comer más verduras con un riesgo reducido de desarrollar cáncer. Esto probablemente se deba a que las verduras crucíferas como la rúcula contienen fitonutrientes que disminuyen los niveles de inflamación en el cuerpo.

Según apuntan desde Eat This, Not That, los investigadores también encontraron que las verduras crucíferas pueden reducir las posibilidades de muerte por cualquier causa.

El metanálisis mencionado anteriormente también vincula el consumo de frutas como cítricos, manzanas y peras, además de verduras de hoja verde y crucíferas, con un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Otro estudio de 2018 publicado en el Journal of the American Heart Association sugiere que consumir una dieta rica en verduras crucíferas como la rúcula puede ayudar a reducir el riesgo de aterosclerosis en mujeres mayores. En esta enfermedad las paredes de las arterias se obstruyen con placa.

La rúcula es rica en dos nutrientes clave para prevenir este problema: el calcio y la vitamina K, fundamentales para mantener una buena salud ósea.

La deficiencia de vitamina K puede aumentar el riesgo de fractura ósea. En una taza de rúcula hay 21,8 microgramos, la cuarta parte de la cantidad diaria recomendada de este nutriente, clave para la mineralización de los huesos y a mejorar la forma en la que el organismo absorbe y excreta calcio.

El sitio Medical News Today detalla que diversas revisiones hallan que comer verduras reduce el riesgo de que una persona desarrolle diabetes tipo 2. Un estudio de 2016 señala que las de hoja verde son especialmente beneficiosas para prevenir la enfermedad metabólica.

Otro estudio de probeta reveló que el extracto de rúcula tenía efectos antidiabéticos en las células del músculo esquelético del ratón. Y la presencia de fibra también contribuye a regular la glucosa en sangre y a reducir la resistencia a la insulina.

Esta hoja de color verde oscuro ocupa el puesto número 8 en el Índice de densidad de nutrientes agregados, o ANDI, una herramienta que clasifica los alimentos por su densidad calórica

Su buena cantidad de fibra tiene poder para saciarte y te ayuda a regular el hambre.

 



Comentá esta noticia


Noticias relacionadas