¿Por qué nuestro cuerpo produce sudor?

El sudor es un fluido corporal secretado por las glándulas sudoríparas y que se expulsa a través de la piel. La transpiración es el mecanismo natural del organismo para regular la temperatura corporal, ya que su evaporación desde la piel reduce la temperatura; No obstante, el sudor también permite eliminar toxinas.

Onda_verde 19-01-2021 07:46:18

La composición química de la transpiración varía de una persona a otra. También depende de lo que las personas hayan estado comiendo y bebiendo, la razón por la que sudan (por ejemplo, ejercicio o fiebre), cuánto tiempo han estado sudando, así como varios otros factores. Básicamente el sudor está compuesto de agua, minerales (sodio, potasio, calcio, magnesio, zinc, cobre, hierro, cromo, plomo, etc.), lactato y urea.

Lo más frecuente es que el sudor se produzca en las axilas, los pies y las manos, aunque se puede extender a toda la superficie de la piel, especialmente ante temperaturas ambientales elevadas o la práctica de ejercicio, que produce un incremento de la temperatura corporal. En este último caso se pueden secretar hasta dos litros de sudor, o el doble si el ejercicio se realiza en un ambiente muy caluroso.

Otros factores que pueden desencadenar la transpiración son la ansiedad, el miedo, la excitación, las comidas picantes, el consumo de alcohol y cafeína o algunos fármacos.

Pese a ello, el sudor o la transpiración puede formar parte de algunas enfermedades, como las que cursan con fiebre, o aquellas que se acompañan de otros síntomas, como la dificultad para respirar, taquicardia, dolor en el pecho, etc.

El olor del sudor:

En general el sudor es inodoro, salvo el que se produce en las axilas y en la zona del pubis, donde se ubican una serie de glándulas sudoríparas especiales que secretan con el sudor una serie de ácidos grasos y proteínas que fermentan por la acción de las bacterias que hay en la piel. Por cierto. El sudor de los pies tampoco huele; En este caso se el olor se debe a la acumulación y fermentación de restos en los zapatos y a que éstos no se cambian de forma habitual.

Hiperhidrosis:

Hay una enfermedad que se caracteriza por una producción excesiva y constante de sudor y a la que se conoce como hiperhidrosis. Es un trastorno que afecta a la calidad de vida e incluso a la autoestima de quien lo sufre, ya que la transpiración no depende de la temperatura ambiente ni de otros factores. La causa puede ser la existencia de una enfermedad previa (hiperhidrosis secundaria), pero lo cierto es que el 1% de la población padece hiperhidrosis primaria, es decir que se produce sin que haya otra causa asociada.

Beneficios del sudor:

Bienestar con el ejercicio. Además de las endorfinas generadas por el entrenamiento, una de las cosas más importantes que proporciona el sudor es algo la evidencia inmediata de logro. Nuestros cuerpos nunca van a cambiar visiblemente al final de una sesión de entrenamiento, lo sabemos, pero todos ansiamos una prueba instantánea de nuestro arduo trabajo.

Mayor energía. Cuanto más en forma estés, más rápido sudarás. Parece que sería lo contrario, pero cuando sudas pronto en tu entrenamiento, significa que eres capaz de regular tu temperatura antes de que sea demasiado alta, lo que requiere menos energía.

Si imaginas tu suministro de energía como un tanque de gasolina, ahorrar energía en la termorregulación significa que tendrá más combustible para alimentar tu entrenamiento real.

Mantiene a 37º la temperatura corporal. Partimos de la base de que el sudor existe por una razón, mantener una temperatura corporal lo más cercana posible a los 37 grados óptimos.

Durante el ejercicio, el flujo de sangre aumenta para llevar más oxígeno a los músculos que están trabajando en ese momento, elevando la temperatura y activando las glándulas sudoríparas ecrinas. Cuando tu sudor se evapora, eliminas el calor y reduces la temperatura central; De hecho, si no sudaras, te sobrecalentarías en 10-12 minutos, con el riesgo de un posible desmayo, insolación, problemas renales e incluso males peores que es mejor ni nombrar.

Control de la inflamación. La inflamación es uno de los mayores problemas para tu metabolismo y aptitud cardiovascular.

Cuando sudas, hay una serie de reacciones positivas: tu ritmo cardiaco se acelera para mantener la sangre bombeando hacia los músculos en movimiento, aumentando el flujo sanguíneo y la fuerza de cada contracción. También marca las proteínas de choque térmico (que protegen a otras proteínas del daño); Repara cualquier daño y activa la producción de proteínas nuevas.

Mantiene tu hígado saludable. La actividad física que nos hace sudar mucho, puede proteger tu hígado, ayudándolo a hacer su trabajo, liberando a tu cuerpo de sustancias que no deberían estar presentes, particularmente frente al daño relacionado con el alcohol.

Te protege de las infecciones. El sudor contiene un antibiótico natural llamado “dermcidin”, que puede protegerlo de patógenos nocivos matando invasores al contacto. Además, actúa como una barrera para la piel que puede ayudar a prevenir los brotes de bacterias externas.

Control hidroelectrolítico. El sudor es 99% agua y 1% de sal, potasio y carbohidratos. Esa pequeña cantidad de sal perdida es importante, el sodio ayuda a equilibrar la cantidad de agua dentro y fuera de las células, así como en la sangre, para mantener el cuerpo hidratado.

La buena noticia es que cuanto más frecuentemente sudas, más preparado está tu cuerpo para conservar la sal en lugar de dejar que se elimine.

Fuente: Diario21.tv, Medline Plus y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. - M.P. 5812 - Medicina Integrativa


Comentá esta noticia

Noticias relacionadas