"Es 100% efectiva": Habló el argentino que probó la vacuna contra el coronavirus que se fabricará en el país

Pablo Berra es oriundo de Buenos Aires, pero reside en Sudáfrica, el quinto país con más casos de coronavirus en el mundo y el elegido por la Universidad de Oxford para probar la eficacia de su esperada vacuna. El argentino participó voluntariamente de los ensayos y contó los detalles en comunicación con Noticiero 9.

Nacionales 12-08-2020 12:04:57

En las últimas horas, trascendió rápidamente la noticia de la nueva vacuna contra el coronavirus creada en Rusia. El presidente del país asiático, Vladimir Putin, había asegurado la efectividad del medicamento que comenzó a aplicarse y -esperan- se produciría masivamente a partir de septiembre.

 

La noticia sorprendió a gran parte del mundo, que miraba con esperanza otras vacunas desarrollándose en países como Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. Entre ellas se encuentra la producción de la reconocida Universidad de Oxford, en Inglaterra, cuyos investigadores realizaron pruebas en personas como una de las fases para probar la eficacia de la inyección.

 

VER - Ya hay una vacuna contra el coronavirus y comenzaron su aplicación

 

El argentino voluntario 

Del ensayo en humanos participó como voluntario Pablo Berra, argentino residente de Sudáfrica, nacido en la localidad porteña de Lomas de Zamora, pero criado en Santiago del Estero. Vive en Sudáfrica desde hace 12 años y en ese país se sumó como voluntario en el ensayo que realiza la universidad británica de su vacuna contra la Covid-19.

 

En diálogo con Noticiero 9 desde el otro lado del océano, Berra contó que había tomado conocimiento de la convocatoria a través de los medios de comunicación. Rápidamente se contactó y en solo un día ya se encontraba la vacuna en el laboratorio local. 

 

La prueba consistía en tomar a 2.020 voluntarios, de los cuales 50 debían padecer VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) para comprobar si la vacuna era efectiva en grupos de riesgo. Además, tomaron otro grupo de 1.970 personas de 18 a 65 años sin diabetes, hepatitis, y varios requisitos. 

 

 

Luego de algunas semanas informándose acerca del medicamento y de estudios clínicos, pasó la etapa y "fue así que el 20 de julio me dan la primera dosis". Si bien en un principio las pruebas comprendían una sola dosis de la inyección, los médicos comprobaron que "con una sola se cubría solo al 95% de los vacunados, pero con dos dosis ya cubrían el 100%". Es así que el próximo lunes -cuando se cumple un mes de la primera inyección-, deberán aplicarle una segunda.

 

VER - Un argentino se dio la vacuna contra el coronavirus de Oxford: "Me anoté como voluntario por miedo"

 

"Es 100% efectiva"

En cuanto a la efectividad de la vacuna y efectos adversos, comentó que en conversaciones con los demás voluntarios "todos coincidíamos en que tuvimos lo mismo", y detalló que alrededor de 50 horas después de la inyección padeció una fiebre leve y dolores musculares. No obstante, subrayó que "solo fue esa noche" y que la Universidad monitorea constantemente su evolución. 

 

En la misma línea, Pablo detalló que parte de los voluntarios recibieron solo un placebo en lugar de la vacuna contra coronavirus -sin ser notificados-, y mencionó que solo a quienes recibieron el medicamento contra coronavirus se les aplica la segunda dosis. 

 

 

Pablo Berra explicó además que dos semanas después de la aplicación de la primera dosis se deberían desarrollar las células B y T de memoria que permanecen durante años e incluso toda la vida. Si bien se generan anticuerpos, los mismos duran solo el tiempo que la persona padece la enfermedad y luego desaparecen, por lo que “lo importante son estas células que recuerdan qué tienen que hacer si el virus entrara en el futuro”. “Teóricamente eso ya lo tengo en el cuerpo”, destacó.

 

Si bien en un momento la Universidad de Oxford planteó la posibilidad de exponer al virus a los voluntarios, los investigadores desistieron de la idea. Berra sostuvo que “ya está demostrado que es efectiva con los vacunados en la fase uno y dos en Inglaterra. Es 100% efectiva”.

 

 

Las presiones por lograr la primera vacuna

No obstante, subrayó que existen “presiones internacionales” por obtener la primera vacuna entre los países, en el marco de lo cual la noticia del medicamento ruso “sorprendió a todos”. Considera que los investigadores detrás de la nueva vacuna que anunció el Gobierno de Rusia, así como en China, “van saltando pasos, según lo que nos van contando”, para lograr la preeminencia. “Lo importante es que se haga de forma correcta”, sostuvo.

 

"Quería aportar un granito de arena"

Por otra parte, en cuanto a los motivos que lo llevaron a presentarse como voluntario para la vacuna, destacó la situación epidemiológica de Sudáfrica, donde reside, que es el quinto país con más contagios en el mundo. “Es una manera de aportar un granito de arena para que salgamos rápido de esta situación”, sostuvo, y consideró que las medidas de prevención son “granitos de arena muy importantes que necesitamos cumplir”.

 

 

Berra además resaltó la fortuna de residir en uno de los países elegidos por la Universidad de Oxford para realizar la prueba de la vacuna. Añadió asimismo que debe “enfrentar semanalmente el virus” debido a que su esposa padece un problema de salud y necesita asistir constantemente a un centro hospitalario en un país donde “son más de medio millón de casos, así que es un riesgo no estar vacunado también”, apuntó Pablo en comunicación telefónica con Noticiero 9.

 


Comentá esta noticia

Noticias relacionadas