Chaco - Corrientes

Ruda, la hierba de los mil usos terapéuticos naturales

Usada desde la antigüedad para tratar afecciones, esta planta aromatizada originaria del Mediterráneo y Asia, presenta unas hojas de un color y olor muy característico, además de unas flores amarillas que decoran el arbusto.

Onda_verde 23-06-2020 07:59:46

La ruda es un género de arbustos que abarca muchas especies (entre 10 a 40), siendo la más común la “Ruta graveolens” (ruda común). La palabra ruda, es el femenino del adjetivo rudo (del latín rudis, que significa basto y grosero, sin pulir).

 

La ruda fue muy importante en la antigüedad. Según el Evangelio de San Lucas 11:42, se usaba en ceremonias y rituales. Los romanos tenían a esta planta en gran estima, y Plinio el Viejo la recomendaba para preservar la vista. En la Edad Media la gente de buena posición no salía a la calle sin llevar en la mano un ramito de ruda para que no se le subieran los piojos de los mendigos; A su vez, los herbolarios de los siglos XVI y XVII la usaban como antídoto contra el veneno de hongos, serpientes y otros animales ponzoñosos, y por su fuerte olor tenía fama de mantener a raya las plagas y las pestilencias.

En el siglo XVIII se ponían ramos de ruda en las salas de justicia con el fin de ahuyentar los gérmenes y parásitos de los reos, y durante un tiempo los ramos de ruda se usaban en las iglesias para rociar el agua bendita. La ruda fue llamada “la planta del perdón”, porque decían que quien la toma perdona las traiciones y los malos sentimientos. Popularmente, se usa con otras plantas para prevenir el “mal de ojo” y en las “limpias espirituales”. También es usual plantar y quemar ruda dentro de las casas, pues se dice que al ahumarlas sus esencias limpian el ambiente y a sus moradores. 

Composición:

Sus hojas son las que contienen la mayoría de aceites esenciales y principios activos. Su esencia es incolora o ligeramente amarillenta, de olor intenso característico. Sus aceites esenciales son ricos en ácidos (anísico, caprílico y salicílico, que le dan su poder analgésico), terpenos, alcaloides, taninos y rutina, y tienen propiedades rubefacientes (producen enrojecimiento de la piel), antiespasmódicas, emenagogas (que propician la menstruación) y antiparasitarias.

Las propiedades más destacadas de la ruda son las siguientes:

Aparato circulatorio: tonifica las arterias y normaliza el flujo de sangre, protege los capilares de las varices.

Sedante: ejerce un efecto relajante si se toma como infusión; Las hojas masticadas alivian el dolor de cabeza provocado por tensión y ansiedad.

Aparato digestivo: la ruda estimula la función biliar, para dolores de estómago o intestino.

Uso externo: también se emplea para tratar afecciones de la piel como por ejemplo la inflamación, sarna, la psoriasis o eczemas.

Propiedades alimentarias: Aunque tiene un sabor un poco amargo, la ruda se ha usado desde hace muchos años como especia o para la elaboración de bebidas alcohólicas.

Otros usos: eliminar piojos, vista cansada, sordera y aire en oídos, vértigo, gota, obsesos y forúnculos.

A parte de tener propiedades beneficiosas para la salud, también tiene contraindicaciones (embarazo, niños, etc.); Por lo tanto, ante la duda consultar al médico.

Fuente: Diario21.tv, Medline Plus y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Triviño G. - M.P. 5812 - Medicina Integrativa


Comentá esta noticia

Noticias relacionadas